Conviértete en el creador de tus propios milagros . . .

Entradas etiquetadas como ‘divinidad’

Ho’oponopono y la escoba

Muchas veces cuando estamos limpiando con las palabras mágicas, Te amo, y Gracias, repitiéndolas constantemente, comienzan a ocurrir cosas extrañas. Me han contado varias  personas que cuando comenzaron a practicarlo, sobre todo cuando se iniciaron en la técnica;  aparentemente no les estaba funcionando como ellos hubiesen querido. En vez de sentirse en paz lo que les sucedía era que se sentían más confundidas. Las situaciones problemáticas eran cada vez más frecuentes, los problemas con la pareja, con el trabajo o con la familia se estaban acentuando en vez de aplacarse. También se quejaban de que repentinamente se sentían disgustadas sin saber el porque o les invadía un mal genio sorpresivo, sin razones aparentes, y todo les salía  mal….

A medida que vamos limpiando nuestro subconsciente de las creencias erróneas, de los errores de percepción, de juicios, conceptos e ideas equivocadas que nos traen sufrimiento vamos despejando el largo camino a casa. Al ir quitando la polvareda, vamos destapando aquello asentado y profundamente enterrado en nuestro interior.

Ahora, te invito a que hagamos un pequeño viaje juntos y uses tu imaginación. Te dejes llevar hasta un lugar muy oscuro y sumamente sucio,…. Tan sucio que nadie jamás lo ha visitado, nadie jamás ha puesto sus pies en él. Nunca una mano cariñosa se aproximó por el lugar para pasar un trapito húmedo y limpiar el polvo acumulado durante décadas y décadas, y siglos de siglos…

Ese extraño lugar tiene las paredes recubiertas por imágenes de películas de terror y algunas pocas paredes poseen imágenes de paisajes agradables conteniendo un cielo azul. Es un lugar desolado y triste..

Al rato mientras sigues con tu imaginación observando las imágenes  y sintiendo,  te das cuenta que ese lugar está dentro de ti….  Y reconoces que es ese lugar la causa de la niebla que distorsiona tu vista y luego juzgas, es la causa de que no oyes lo que se dice sino lo que piensas  y es la causa de todos tus  pesares, preocupaciones, molestias y malestares  que sientes y que siempre has sentido.

Seguimos imaginando que un buen día decides acercarte al lugar para poner un poquito de orden. Es sensato comprender que al tratar de re-mover todo lo que allí se encuentra, se desaten oleadas de suciedad  polvorienta que se esparce como una gran nube gris por doquier.(Basura). Y esta suba a la superficie.

Ese es tu subconsciente, lo que los antiguos chamanes (Kahunas) de Hawái llaman el niño interior. Esa parte de ti se encuentra abandonada, olvidada y requiere con urgencia tu atención.

A medida que vamos limpiando los datos antiguos del subconsciente con palabras como GRACIAS , TE AMO  repitiéndolo mentalmente a todo lo que percibimos como realidad, van surgiendo memorias desde el fondo de nuestra mente hasta la superficie y van apareciendo situaciones en nuestra vida que no teníamos ni idea que se encontraban allí. Estas aparecen en forma de problemas,  circunstancias difíciles, enfermedades y caos dentro de la pantalla llamada vida .Y al irlas liberando las vamos sanando completamente desde nuestro pasado hacia el futuro como también en los seres que nos acompañan.

El polvero que nos salpica al comenzar a remover la suciedad (nuestra basura) trae a la superficie más problemas para que los podamos transmutar en luz a través de la Divinidad. Cada problema que va surgiendo está allí en nuestra mente mostrándose como una oportunidad de ser eliminado y transmutado definitivamente si permitimos que así sea en vez de reaccionar ante él. De lo contrario vuelve a las profundidades para seguir apareciendo vida tras vida de manera intermitente e infinita como experiencias desagradables hasta que nos hagamos cargo de ellas.

Esta es una corta visión del porqué no debemos parar de limpiar, sin importar lo que esté sucediendo ya que nada es lo que parece, nada que parece real lo es. Nunca sabemos porque suceden las cosas, ni como exactamente estamos creando nuestra realidad. Asumimos la responsabilidad de cambiar solo limpiando y confiando. Usamos la escoba (Gracias, Te amo) y comenzamos a barrer. Nuestro subconsciente está sobrecargado y lo que hacemos es liberarnos,… Si,.. Esta es la única libertad real, estar libres de datos, creencias erróneas, y dejarnos guiar por la inspiración.

En una copa llena no entra nada, si nos vaciamos podemos ser creativos e inspirados…

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

Suscripcion a Gotitas de Jocelyne Ramniceanu

¡¡¡¡Acompáñame en Gotitas, mi nuevo boletín!!!!

Anuncios

¿Y qué hay del Amor?

El amor que damos a otros, aunque no nos demos cuenta es proporcional al amor que recibimos. Lo que le hacemos a otros nos lo estamos haciendo a nosotros mismos, yo soy la otra persona…

Cuando damos amor abiertamente, sin esperar nada a cambio, lo recibimos en abundancia. Ya sabemos que dar es igual a recibir.  El otro es nuestro reflejo y dando nos estamos amando a nosotros mismos.

¿Cuanto amor te estás dando? O ¿Estas esperando recibirlo primero?

Únicamente cuando me amo es cuando puedo amar a otros,  si no me amo entonces  ese amor es condicional, está más relacionado con mi necesidad. Cuando estamos amándonos, estamos permitiendo que en nuestra realidad se manifieste cualquiera de las formas posibles del amor.

Lo que sale de mi invariablemente regresará a mí.

No necesitamos que nos den amor para poder darlo, no necesitamos escusas para sentir lo que realmente somos.

El amor es natural en todos nosotros y este fluye sin obstáculos como parte de nuestra esencia humana. En nuestra alma hay infinitas reservas de amor guardadas pero las podemos tener bloqueadas, sin expresarlas, retenidas.

A veces bloqueamos el amor, nos negamos a recibir porque no lo permitimos, no nos sentimos merecedores de ser amados, de ser tomados en cuenta de ser admirados o no nos creemos valiosos.

AMAR no tiene nada que ver con el otro, no tiene que ver con nadie, solo tiene que ver con nosotros y tiene que ver únicamente con lo que sentimos. No necesitamos a alguien para sentir fluir el amor en nosotros y a través nuestro. Luego que estamos sintiendo amor, este se refleja en el mundo exterior manifestándose, pero primero tiene que ser un estado interno.

Aunque estemos bloqueados por nuestras creencias, traumas o miedos aún así podemos dar porque el amor es una fuente inagotable, no es una sustancia perecedera, es la sustancia elemental de la cual estamos hechos.

El cambio radica en nuestra actitud, no esperando que el afuera cambie sino creando el cambio interno aunque el afuera permanezca igual.

Solo aceptando lo que somos, permitiendo y alineándonos con ello, en vez de fingir ser algo extraño e incoherente, fabricado absurdamente para protegernos; es entonces cuándo podremos disfrutar de todo cuanto somos.

Para desbloquearnos es más sencillo de lo que parece, no  tenemos que cambiar nuestras creencias, ellas cambiarán cuando cambiamos nuestras acciones, simplemente tenemos que comenzar a dar… sin mirar a quien, desde decirle lo importante que es una persona para uno, hasta darle un caluroso abrazo…….y decirle TE AMO.  Solo fluimos pasando a la acción.

Una vez que lo hacemos una y otra vez, nuestras creencias desaparecen, porque estamos soltando aquello que no somos. Dejamos de alimentar aquello que nos hace sufrir.

Somos amor aunque lo tratemos de bloquear, eso es lo que somos, y se requiere mucho esfuerzo y sufrimiento el tratar de esconder nuestra verdadera naturaleza.

Lo que llamamos DIVINIDAD es la vibración que traducimos como amor incondicional, y cuando lo sentimos en nuestro interior, somos uno con Dios

Cuando sentimos amor incondicional, nada nos puede dañar, el afuera es solo un espejo que nos muestra lo que llevamos dentro. No necesitamos a nadie para ser lo que somos y poderlo expresar.

Permite que tus relaciones sean lo que son y no lo que esperas que ellas sean; comienza a sentir el amor incondicional. Si necesitas que alguien te ame incondicionalmente, el amor que sientes por ti no es incondicional.

Cuando te des amor incondicional, recibirás amor incondicional del afuera aunque ya eso no sea importante para ti.

Lo único que tienes que hacer es sentirte en el estado del amor, eso es todo. Estar en el estado de amor, permite, posibilita, potencia a la realidad de manifestar el amor en cualquiera de sus múltiples formas.

 Recuerda:

La relación más importante que tienes en la vida es la relación contigo , cuando te atiendes amorosamente, el resto fluye por sí mismo. Y tú eres amor, no otra cosa. Si lo bloqueas, eres tu quien sufre.

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

Suscripcion a Gotitas de Jocelyne Ramniceanu

¡¡¡¡Acompáñame en Gotitas, mi nuevo boletín!!!!

Las restricciones mentales

Después de terminar mi primer libro Palabras Mágicas en Diciembre del 2010, mientras me ocupaba de darlo a conocer entre mis amistades, comencé a recibir muchas solicitudes para dictar talleres. Y he estado dictándolos desde hace algo más de un año.

Esto es algo que a mí me asustaba mucho, hablar en público,  me faltaba valor para hacerlo, les decía a mis amigos (todas las personas que fui conociendo en este bello camino los hice parte de mi) pronto, pronto……pronto lo haré .Encontré cantidades de amigos con quienes me conecté amorosamente, pero también me topé con la otra faceta de mi propio yo, aquella que se critica,  aquella que se opone….en muy pocas personas.

Un buen día me decidí a dar estos talleres, a enseñar el contenido del libro Palabras Mágicas. Comprendía que el aprendizaje no entraba únicamente leyendo,  también necesitamos oír, ver y tocar para sentir la experiencia y que esta sea parte de nosotros. Necesitamos aclarar dudas.

En la medida que el número de participantes iba notablemente en aumento, también experimenté oposición personificada en quién fué una maestra para mí y más aún en quién en un momento dado fue la persona que me acompañó en traer estas enseñanzas a mi país.

Yo seguí adelante porque había algo en mí que me decía que estaba haciendo lo correcto, me sentía en armonía y lo hacía con amor. Sabía que yo también compartía esas memorias y las tenía que dejar ir.

Mientras más gente asistía a mis cursos, algunas veces  llegaba el mensaje de oposición aunque cada vez este era más débil y se traducía en las siguientes palabras:

__“¿Como puedes impartir una enseñanza  para la cual no tienes autorización? No deberías hacerlo, debes estar autorizada”.

Al principio no tenía una respuesta clara y mientras más limpiaba solo sentía que lo que hacía estaba bien, hasta que un buen día la respuesta se me hizo aun más nítida.

Son memorias, son nuestros programas quienes nos muestran oposición, yo solo necesitaba la autorización divina que está en mí. No necesitaba una autorización exterior, ni escrita ni verbal, solo sentirme alineada con la Divinidad para enseñar. Son solo memorias compartidas.

La autorización ya la había recibido cuando escribí Palabras Mágicas y se manifestaba en  el número de personas que querían ser parte de este conocimiento en forma de talleres o charlas o comprando el libro, e iba en aumento. Las autorizaciones son parte del mundo de la ilusión del que queremos salir, limpiando, borrando.

Solo a mi guía interna es a la que debo acudir para saber qué hacer. Los permisos los obtengo cuando salgo del mundo del sueño y comienzo a despertar, cuando me recuerdo quién realmente soy.

Hay muchas enseñanzas que son libres, como hay otras que solo son impartidas por personas “autorizadas”. Cuando confiamos que no hay competencia y que la abundancia está allí para todos, se caen las viejas ideas y comenzamos a compartir y cooperar en armonía.

El mundo no fue creado para restringirnos, pero puede ser así, si así lo queremos ver. El mundo y nuestra vida se trata de compartir no de competir porque en la competencia está la separación y nos olvidamos muy a menudo que lo que les hacemos a los demás nos lo estamos haciendo a nosotros mismos.

La Divinidad es parte de nosotros y en nuestra experiencia humana, para que prevalezca el amor, este debe ser dado sin restricciones. No puedo concebir la idea que a la Divinidad le interese que enseñemos lo que nos trae paz y felicidad en forma de multinivel, centrándonos en el beneficio, anteponiéndolo al amor.

Todos somos maestros y alumnos, todos somos una faceta de un todo y cada quién tiene sus características únicas para completar ese todo. Cada uno somos una pieza única y necesaria del rompecabezas universal.

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

Suscripcion a Gotitas de Jocelyne Ramniceanu

¡¡¡¡Acompáñame en Gotitas, mi nuevo boletín!!!!

¿Problemas u oportunidades?

Nuestra experiencia nos enseña que la vida está llena de obstáculos y generalmente vamos resolviendo uno a uno en la medida en que estos se nos van presentando en forma de problemas. Por lo general son muchos, son tantos que nos hemos acostumbrado a verlos como algo natural, como un reto, o como un dolor de cabeza.

Ellos  aparecen continuamente, si no es uno es el otro y nos resultan tan familiares que a veces pensamos que si no tenemos un problema o varios, tal vez estemos dormidos o muertos y los extrañamos hasta tal punto que pareciera en algunos casos que los buscamos para sentirnos vivos y activos .

Los hay de todas las formas y tamaños, grandes y pequeños, ligeros y pesados, importantes o aquellos que pueden esperar. Aquellos que creamos y nos sabemos responsables o aquellos que creemos que nos ocurren y nos sentimos victimas de alguien a quien culpar.  En fin, son tantos que cada vez que se presenta uno, comenzamos a revisar en nuestro archivo, nuestro disco duro interno por las soluciones posibles a ver cual se ajusta mejor para abordarlo y remediarlo. Siempre acudimos a nuestra base de datos, siempre miramos a través de nuestras experiencias pasadas buscando la solución.

Es usual creer que hemos encontrado la salida a un problema, lamentablemente es una sensación temporal porque ellos se repiten en el tiempo variando los personajes involucrados, las situaciones y las cosas, pero al fin y al cabo son los mismos aunque luzcan nuevos y distintos. Estamos buscando en el lugar equivocado, por eso los seguimos viendo con distintas vestimentas y en ambientes diferentes, pero los problemas no se han ido, solo se han atenuado para regresar.

Nosotros no tenemos manera de resolver los problemas a través de nuestros programas o memorias porque en definitiva son ellos mismos los que los causaron. Muchas veces creemos que hemos resuelto algo desde lo conocido pero esto es tan solo una ilusión que nos da tranquilidad momentánea como un bálsamo que alivia temporalmente nuestras inquietudes, preocupaciones y miedos

Cuando dejamos de buscar afuera el remedio y miramos dentro de nosotros, comenzamos a ver el problema con nuevos ojos, nuestra percepción cambia y el problema lentamente se evapora o nos sorprendemos porque aparece una solución mágica.

Todo obstáculo que se nos presenta en nuestra vida es siempre una nueva oportunidad de emendar nuestros errores de juicios, interpretaciones y creencias para llegar al estado como originalmente fuimos creados, “Puros de corazón”.

Los problemas no existen realmente en el mundo exterior, no están en la pantalla en la cual proyectamos nuestros pensamientos. Ellos se encuentran dentro del proyector que es nuestra mente,  porque son sus propias creaciones y las soluciones nunca las podremos encontrar allá afuera por muy real que estas parezcan.

Afuera se encuentra el escenario de nuestros pensamientos más no el guión que le dio vida. Hay que ir a la causa, donde fueron creados,  hay que regresar a nuestro interior, que es donde se han formado las creencias y las formas como percibimos el mundo, es solo encontrándonos y modificando nuestras convicciones cuando hallaremos las respuestas, y aquello que nos trae paz.

Los problemas son creaciones de la mente subconsciente que nos sacan de nuestro estado natural para caer en la ilusión y alejarnos de nuestra conexión divina. Ellos también son oportunidades que nos muestran que aun no hemos corregido algo errado en nuestro sistema de creencias. Los problemas se resuelven solo cuando nos reconectamos con nuestra fuente interna y confiados preguntamos qué hacer. Solo cuando estamos abiertos es cuando estamos listos para recibir la información correcta.

Puedes observar los obstáculos des-apegadamente y preguntar  “¿Que está sucediendo en mí que estoy creando este problema en mi vida?” o  “Divinidad por favor limpia en mi aquello que ocasiona que yo perciba esta situación como un problema” o “¿Que está ocurriendo en mi interior que estoy manifestando este problema ahora?” y puedes agregarle las palabras GRACIAS  y TE AMO si así lo sientes tantas veces como quieras.

Cuando no sepas que hacer, no hagas nada, pregunta y confía, deja que la divinidad te guie, cuando si sabes que hacer, seguro te olvidaste preguntar. Si crees que sabes, estas confiando de nuevo en tus programas.

Ahora le doy las gracias a los problemas que aparecen en mi vida y los dejo ir sin engancharme porque me han mostrado que estoy juzgando equivocadamente y puedo rectificar. Ahora en vez de dolor, rabia, frustración decido conectarme con el amor, comprensión y compasión que existen en mí. Graciasss

Te amo.

Jocelyne Ramniceanu

Suscripcion a Gotitas de Jocelyne Ramniceanu

¡¡¡¡Acompáñame en Gotitas, mi nuevo boletín!!!!

Conocer tu pasión

Descubrir lo que más me gusta hacer ha sido una gran experiencia y una bendición, ahora me entusiasmo y me lleno de energía cuando voy a trabajar. Me despierto temprano en las mañanas con gran ilusión, pero esto no era así antes, hasta hace algunos años, pasé largo tiempo desempeñando actividades que no me satisfacían, me sentía estresada, insatisfecha e iba con desgano al trabajo. Los días pasaban lentamente, me resistía a levantarme temprano, y añoraba los fines de semana. Fui  eficiente, sin embargo me sentía infeliz desempeñando  aquello que hacía más por obligación que por gusto creyendo que no tenía alternativa y con pocas esperanzas de cambio.

He estado limpiando durante mucho tiempo, usando el Ho’oponopono por una gran cantidad de motivos, y sorpresivamente sin buscar encontré mi pasión. Aun continuo diciéndole Gracias y Te Amo a mis memorias, y los regalos  aparecen sin cesar.

Generalmente nos estancamos en trabajos que no nos agradan porque creemos que no vamos a conseguir algo mejor, una buena remuneración, o simplemente tenemos resistencia al cambio y preferimos quedarnos en una comodidad desagradable que  permanecer abiertos a la incertidumbre y no nos atrevemos a dar el paso, tenemos miedo. Hay también quienes  desconocen su verdadera vocación, ignoran lo que los apasiona porque están más en contacto con sus creencias que con su parte  inspiradora y pasan por la vida sin haberse aventurado a descubrirlo.

¿Es eso lo que tú quieres? Es tan solo una decisión, limpiar memorias  y confiar.

Cuando estamos limpiando realmente se abren nuevas puertas, tal vez no se borre aquello que queremos que desaparezca de nuestra vida, por lo menos no inmediatamente e incluso puede  demorar pero aún así van surgiendo nuevos milagros, y estos milagros nos traen mas alegrías que a su vez van transformando nuestra visión del mundo y aquellos problemas grandes  que no terminaban de solucionarse, comienzan a desvanecerse.

Si nos aventuramos a confiar, dejando de lado los temores, soltamos nuestros apegos a lo conocido y permitimos que nuestro corazón sea el guía   prestándole una especial atención a nuestros sentimientos (ellos nos indican el camino),  es cuando podremos encontrar nuestra verdadera pasión, aquello para lo cual somos talentosos, y aparecerá el trabajo ideal. Pero solo cuando salimos de nuestro confort y confiamos es cuando esto puede suceder, entonces podemos constatar que al cerrarse  una puerta se abren muchas más.

Todos tenemos dones especiales y venimos al mundo para descubrirlos. Si no tomamos las decisiones conscientemente, y nos dejamos llevar por nuestros temores, quedaremos estancados y así vamos a manifestar problemas  económicos, de salud, depresiones e incluso afectará a nuestras relaciones.   El miedo hay que afrontarlo, el cambio es necesario, puedes negarlo o aceptarlo pero antes o después, no podrás evitarlo.

Cuando hago lo que amo, atraigo a mi vida los negocios correctos, los clientes perfectos, me llega más dinero, me convierto en un imán para atraer abundancia, y me siento feliz. La energía  siempre fluye cuando hacemos las cosas con amor, y eso lo logramos solo cuando nos conectamos con nuestra parte divina, nuestro mundo adquiere otra dimensión porque hemos encontrado nuestro propósito. Nos volvemos efectivos y productivos y obtenemos mayor claridad.

Si prestas atención y limpias todo aquello que no eres tú, encontrarás sin duda tu pasión o  tal vez se cruzará en tu camino. Tú eres un creador, si confías y lo permites, así será, y así es.

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

Suscripcion a Gotitas de Jocelyne Ramniceanu

¡¡¡¡Acompáñame en Gotitas, mi nuevo boletín!!!!

Nube de etiquetas