Conviértete en el creador de tus propios milagros . . .

Entradas etiquetadas como ‘libro’

Realidades paralelas y cómo hacer el salto

hooponoponoenvenezuela.wordpress.comMe pregunté muchísimas veces cómo era posible que creáramos nuestra realidad, cómo podíamos materializar lo que pensábamos y, percibirlo en nuestra vida, me preguntaba cómo hacer aparecer algo de la nada. No le encontraba respuestas y un buen día apareció la información que aclaró mis dudas, esa respuesta resonó conmigo y tuvo sentido para mí.

Esta llegó por medio de un material de Bashar un ser de las estrellas, quién en su explicación hacía eco con mi comprensión sobre Un Curso de Milagros y mi entendimiento acerca del Ho’oponopono. También resonaba con algunas teorías científicas como la teoría de las cuerdas y otras más que explican la existencia de los universos paralelos. Incluso la teoría de Einstein reconoce las posibilidad de la existencia de otras «Tierras» en universos paralelos.

La idea de este artículo tomando parte del material de mi último libro es para que estés más consciente de cómo funciona la estructura de la realidad y a la vez expandir tu consciencia.

Siempre sentí una especial atracción por lo oculto, por la metafísica y por aquello que me permitiera comprender lo que la ciencia aún no lograba explicar; sabía que había algo invisible más allá de lo que aparentaba ser real. Yo tenía la certeza de que no todo lo que ven nuestros ojos es real y no todo lo que es real puede ser observado por nuestros ojos.

Es cierto que nuestra mente consciente o intelecto no entiende nada de esto, en realidad esa no es su función, por eso puede resultarnos difícil comprenderlo pero lo explicaré de modo sencillo.

La visión de nuestro intelecto está limitada por lo aprendido y no es capaz de ir más allá de lo que muestran nuestros sentidos físicos. Existe una cierta cantidad de conciencia de la que no somos conscientes, que permanece velada para nosotros por el olvido que padecemos en nuestro estado actual de existencia.

Nuestra consciencia no habita en el cuerpo, nuestro cuerpo y el mundo son los que habitan dentro de nuestra conciencia. El mundo que vemos es una ilusión, una proyección, es el sueño que nuestra consciencia está soñando. Percibimos el mundo como si pudiera existir sin nosotros, y esa sensación es la trampa, la ilusión, el mundo que vemos lo estamos soñando; y sin ti tu mundo desaparecería, dejaría de existir, pero tú no puedes dejar de existir, solo tu vida actual es la que puede terminar.

Todo lo que vemos afuera es una ilusión, es la ilusión de estar en un mundo exterior, pero afuera no hay nada, el afuera no existe como tal. Eso que llamas allá, está dentro de ti y, genera una realidad de parecer que todo sucede fuera y separado de ti. Allá está adentro, nunca hubo un allá afuera. La consciencia es el centro donde todas tus experiencias convergen. Sin conciencia nada sucede, nada puede existir para ti. tampoco existirías y eso es imposible.

Según Bashar, en el campo de todas las posibilidades existen líneas temporales que son solo potencialidades de realidades que transcurren simultáneamente. Algunas de ellas son muy parecidas a nuestra vida actual y otras son muy diferentes. Por cada elección que hagamos existen infinitas opciones que no hemos realizado en nuestra línea temporal. Salir a tomar un café, pasear en carro, no ir a trabajar, etc. Todas las posibles decisiones que podamos escoger en un día, cada versión infinita de ellas ya existe en alguna parte y tenemos la capacidad de voltear nuestra atención a una de ellas para que sea la versión de la realidad que experimentemos. Se trata de saltar de una realidad paralela a otra. Lo que tenemos que hacer es alinearnos con esa realidad que ya existe, sintonizando nuestra vibración con su frecuencia y así la podemos experimentar.

Todo existe, todo está ya aquí y ahora, todo está a nuestra disposición. Cuando utilizamos la palabra «manifestar» es solo porque en ese momento ya lo podemos percibir en nuestra realidad, de lo contrario permanece invisible para nosotros.

Existen infinitas realidades paralelas que están ocurriendo en este instante simultáneamente, nosotros según nuestra vibración nos encontramos enfocados en una determinada realidad. El cambio de frecuencia nos lleva a un programa diferente que ya se está ejecutando en la pantalla gigante del universo.

No tenemos que hacer magia para ver lo que deseamos ver, todo existe simultáneamente, todo está ya aquí. Ya es real, lo que lo hace invisible para nosotros es nuestro sistema de creencias. No se trata de hacer aparecer algo de la nada o hacer que lo invisible se vuelva visible, es alterar nuestra percepción lo cual se logra cambiando nuestro sistema de creencias. La dificultad en manifestar otras realidades es nuestra tendencia a creer que nuestra realidad actual es la única que existe y es inmutable.

Manifestar algo en nuestra realidad no es hacer que las cosas se transforman de cierta manera, o vengan de algún lugar a nuestra realidad, no, lo que ocurre es que se torna visible el tipo de realidad que es acorde con nuestra vibración, si no estamos vibrando en esa cierta frecuencia, esa realidad que ya existe se mantiene invisible para nosotros.

La manifestación es el resultado de cambiar tu frecuencia al grado donde puedes comenzar a percibir lo que ya existía pero que no lo podías percibir. Tú constantemente emanas vibración, eso es algo que no puedes evitar, lo haces constantemente, eres energía y consciencia.

Todo existe aquí y ahora, toda experiencia que podrías tener, todo objeto que podrías tener, todas las probabilidades ya existen holográficamente pero solo puedes ver lo que tenga el mismo nivel vibratorio. Todo existe en realidades paralelas a las cuales puedes acceder cambiando tu frecuencia. De modo que no es que realmente atraemos cosas de otro lugar., nosotros cambiamos nuestra línea de tiempo.

No creamos nuestra realidad materializando un mundo físico, el mundo físico ya existe en nuestra consciencia, de hecho existen infinitos mundos físicos. Lo que hacemos es saltar de una realidad a otra continuamente según nuestro estado vibratorio donde el mundo físico que experimentamos es imperceptiblemente diferente al anterior. Es como viajar en un tren que va cambiando de carril a cada instante. Esto ocurre billones de veces por segundo. Todo el tiempo estamos saltando a realidades paralelas distintas a gran velocidad, es algo natural en nosotros y no hay manera de evitarlo. Si no lo percibimos es porque ocurre tan rápido y la variación es tan imperceptible que crea la ilusión de movimiento suave y continuo. Esta es la manera como se genera la ilusión del movimiento que nuestra conciencia percibe. Son realidades casi idénticas en las que pasamos de una a otra sin interrupción y por ser tan similares, no lo notamos.

La vida funciona como una película, una película son una secuencia de 24 fotogramas por segundo. Todos los fotogramas existen simultáneamente en el ahora, no uno detrás del otro, tu proyectas tu consciencia en los fotogramas individuales que llamamos realidades paralelas y lo haces a una velocidad tan grande que lo experimentas ilusoriamente en un cierto orden, en una progresión experimentando así el tiempo, el espacio y el movimiento. Es como la cinta de una película que pasa a una gran velocidad: las imágenes son muy parecidas y se encuentran en una secuencia determinada, por eso lo que percibimos lo vemos como si estuviera moviéndose. Lo que realmente se mueve es nuestra conciencia. Y lo experimentamos como tiempo, movimiento y espacio.

realidades paralelas-

Nosotros no cambiamos el mundo en el que nos encontramos, no podemos.. Permanecemos en una realidad donde todo lo que nos acompaña tiene una vibración similar. Si deseamos cambiar nuestra realidad, si deseamos tener una vida más acorde con quienes somos realmente, lo que tenemos que hacer es aumentar nuestra frecuencia vibratoria. Al cambiar nuestra frecuencia saltaremos a otra realidad paralela donde los seres que nos acompañan también se encontrarán en una frecuencia más elevada, o veremos una mejor versión de ellos.

El mundo que tú quieres experimentar ya existe a ese nivel, lo que haces es cambiar de carril. Eso es lo que es y por eso se dice que si quieres cambiar algo en tu mundo, todo lo que tienes que hacer realmente es cambiarte a ti mismo. Te transportas a un mundo donde se refleja ese cambio, porque dicho cambio ya existe de forma natural en ese mundo.

Si te sientes en paz, saltas a un mundo donde hay más paz, si vuelves a sentirte preocupado, vuelves a saltar a un mundo donde tengas razones para preocuparte. Al cambiar nuestras creencias, nuestra vibración también cambia porque las creencias son las que generan los sentimientos, los pensamientos y nuestras actitudes, y por ende, nuestra vibración.
Cuando tu vibración se altera significativamente, puedes ver que todo a tu alrededor cambió, pero en realidad quien cambió fuiste tú

Cada persona crea su realidad exterior acorde a su mundo interior y como colectivo generamos nuestra realidad común acorde al estado de nuestra psique y conciencia grupal.

No puedes cambiar el mundo, no hay manera, puedes cambiar tu vibración para entrar en un mundo más acorde contigo. La cosas y situaciones que persisten en tu realidad que no te agradan no es que estén allí por gusto, es porque no las dejas ir y sigues igual.

Si quieres un cambio en tu vida, cambia tu frecuencia para estar acorde con el mundo que prefieres experimentar y que ya existe en ese nivel. Por lo tanto, si todo ya existe y es solo una cuestión de desplazamiento de realidad paralela, a continuación, utilizando el tiempo presente comienza a sentir que tienes lo que quieres para acercarte a ello. De hecho, ya está ahí, a tu lado, pero en otra realidad. Y al decir gracias, sintiéndote agradecido por ello, entusiasmado por tenerlo y sentir la sensación de que ya es parte de tu realidad, puedes cambiar tu vibración para saltar a la realidad en la que ya existe.

La mejor y más rápida manera de subir tu frecuencia es haciendo lo que más te gusta, (lee el poder del entusiasmo) y apreciando. (lee el poder de la apreciación)

Fragmentos tomados del libro ¿Quién eres?

Gracias, te amo

Jocelyne Ramniceanu

Suscripcion a Gotitas de Jocelyne Ramniceanu

         ¡¡¡¡Acompáñame en Gotitas, mi nuevo boletín!!!!

Anuncios

La gran obra de tu vida.

 

 

Cuando llegaste a este mundo,  tú elegiste ser de determinada manera y le pediste al universo que te dé lo que corresponde a la experiencia que tú  decidiste tener. La causa de todo lo que te ocurre es el ser que has elegido experimentar.

Todo se reduce al rol  que has elegido desempeñar en esta existencia, esa es la causa, y el efecto es todo lo que manifiestas ahora. En algún momento desde el comienzo de tu existencia has decidido experimentar una forma del ser, y de acuerdo a ello tu vida marcha sin ni siquiera estar consciente de tus decisiones.

Tus experiencias mientras te relacionas con otros son el resultado de lo que tú seleccionaste experimentar. La causa original de todo lo que vivencias  es el resultado directo de tu elección aunque la ilusión te hace creer que todo te sucede, pero eso no es posible, tú eres el creador y si eliges aceptar que todo lo causaste tú, es el primer paso  para transformar la existencia del ser que decidiste manifestar.

Este es el paso para comprender  la  primera lección, y esta es que tu puedes manifestar todo aquello que deseas ser y tus relaciones estarán actuando de acuerdo a la obra que decidas interpretar.

Tú tienes el poder de crear. Tu vida es un gran teatro pero tú no eres el personaje tu eres el protagonista principal que escogió un guion para actuar. Y el titulo y la trama de la obra que desempeñas es “TU VIDA”.

Tu puedes decidir cambiar la obra que deseas representar, puedes cambiar el guion y  puedes cambiar el personaje  ya que tú también eres el director.

Tu puedes ahora darte cuenta que la vida solo se trata de experimentar todo lo que has decidido interpretar y que el autor  y el actor son la misma persona y ese eres tú. Que no fuiste puesto allí involuntariamente  como un personaje, eres tu quien decidió, tu eres la causa, y el universo tan solo te concedió aquello que tu le has  pedido. Lo que te sucede es solamente el efecto de tu elección.

Conoce tu poder y comienza a aceptar que tú eres el creador, estas hecho de la misma sustancia que hace que todo sea y por lo tanto todo lo que tú decides es.

Cuando naciste, fuiste el producto de una decisión, pero esa decisión la tomaste tú, y te has olvidado que tú eres el autor y el actor de la obra de tu vida- No fuiste puesto allí por casualidad, todo lo que te ocurre lo creas tú y es solo tu responsabilidad.

Las decisiones que tomas durante tu vida tienen distintos niveles, las pequeñas decisiones del día a día, no van a cambiar tu experiencia, esas tan solo son las pequeñas olas que mueven el barco, mas solo la comprensión  global cuando  sales del mundo de la ilusión, es la que te impulsa a mover el timón, es cuando puedes variar el rumbo de navegación.

Si no te gusta lo que experimentas, tienes que mirar en tu interior y volver a decidir, pero para ello tienes que tener una visión completa, tienes que verte por fuera de tu rol de personaje y sentirte que eres el actor, el autor y el director de tu propia obra. Cuando asumas esta responsabilidad es cuando tu vida podrá cambiar .Eso es ser 100% responsable. Nada realmente ocurre al azar.

Tú puedes ver la película completa, y tú puedes decidir manifestar paz y amor .Tu puedes decidir otra vez.

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

Me perdono.

DSC00513

El perdón no es aquel  acto misericordioso con el otro de liberarlo de la culpa, como nosotros creemos. La ilusión nos hace buscar un culpable allá afuera  El perdón aunque parezca una acción dirigida hacia el exterior,  es una liberación de las ataduras con nuestros recuerdos. Perdonando  nos liberamos  de las memorias de dolor y rompemos los cordones invisibles que nos atan a las situaciones, personas y cosas del pasado.

Cuando  le negamos el perdón a alguien por todo el daño  que nos ha causado, no somos libres, estamos cargados, llevamos un moral a cuestas…  y ese peso poco a poco nos roba la energía. Creemos que con nuestro resentimiento estamos castigando al otro pero  únicamente nos dañamos a nosotros.

No existe nada allá  afuera, el otro es una proyección de nuestra culpa por habernos creído lo que  nos dijo o hizo. No asumimos que nadie nos hace nada, nosotros permitimos, nosotros creamos con nuestras creencias, nosotros manipulamos la realidad sin percatarnos de ello. Nosotros nos creamos el sufrimiento, nadie allá afuera tiene el poder si tú no lo permites. Nadie puede ingresar en tu mundo interior.

Durante la vida creamos lazos invisibles con las personas y nos unimos con quienes encajan exactamente en el modelo mental que necesitamos para desempeñar nuestro rol acorde con nuestras creencias.

Las situaciones que se nos presentan en la vida, fueron creadas por nuestro subconsciente, donde yace la información de toda nuestra existencia, de nuestros ancestros y del inconsciente colectivo.

El acto de perdonar no resulta fácil porque de veras nos creemos victimas, y por lo tanto proyectamos nuestro malestar en el otro o en la situación. Es una ilusión creer que las cosas simplemente nos suceden, porque  no hay una correlación en el tiempo desde el momento en que pensamos algo y su manifestación.

Cuando asumimos realmente que nosotros somos los creadores, el resentimiento se desvanece como una pompa de jabón.

Resulta difícil e inverosímil creer que nosotros mismos nos creamos tantas situaciones dolorosas Todos nuestros pensamientos tienen el poder de materializarse incluso aquellos pensamientos fugaces que pasan por nuestra mente o han pasado en algún momento sin ni siquiera percatarnos. Estamos acostumbrados  a evitar el auto observarnos, y no nos acordamos en que pusimos nuestra atención. Pasamos por la vida evadiéndonos y sin darnos cuenta nos convertimos en aquello que pensamos y hacemos que nuestras experiencias vividas nos den la razón entonces  nos ocurre todo aquello que creemos porque lo creamos. Cosechamos todo lo que sembramos.

Cuando perdonamos  la energía atascada asociada con hechos relacionados con otros es liberada, nuestros sentimientos y emociones cambian y nosotros somos los beneficiados. Nuestro entorno también se ve afectado. Todo lo que le hacemos al otro nos lo estamos haciendo a nosotros, y todo lo que nos hacemos tiene el poder de transformar nuestro entorno.

El perdón lo transforma todo, alza la vibración de tu energía  de un estado de amargura y aislamiento a un nivel de paz y unión, y te acerca a estar en sintonía con el universo y con la máxima expresión del amor.

Toma conciencia que tú eres el creador y permítete optar por vivir en paz. Puedes hacer una revisión de quién te ha lastimado y decide cortar el cordón con la situación, la persona o la cosa y asume la responsabilidad que todo ese dolor  que está dentro de ti solo tú te lo  infringes y tu lo ocasionaste. Todo se reduce a unas creencias, a unas memorias, a unos pensamientos….y  todo esto se puede cambiar.

¿Tienes  aun resentimientos con tu familia por la manera que te criaron? Cada ser humano toma la decisión de cómo reaccionar ante una misma situación, algunos son afectados, y otros no, las experiencias de tu vida tu decisdistes experimentarlas… ¿Tu pareja  o tus relaciones te han ocasionado dolor? Tu decidistes creer y crear esa situación, y si aun te perturba, tu la mantienes viva en tus memorias., porque solo tu decides la experiencia que quieres vivir.

No hay nada afuera. Tú tienes la llave de esa prisión. Tú eres el carcelero.

Puedes dejar salir aquello que tú creaste. Puedes desatar el nudo y  amar otra vez tan solo necesitas tomar consciencia que  solo TE PERDONAS A TI, por haber juzgado, por haber sufrido, por haber creído todo lo que está dentro de tus memorias  y   al perdonarte  te estás cuidando , te estás amando y te estás sanando. Es a ti a quien tienes que perdonar, tan solo asume esa responsabilidad, de que todo daño causado, eres tú que te lo has ocasionado  y déjalo ir…

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

La paz es tu elección, tu decides.


Cuando nos adentramos en la búsqueda de la paz interior y lo logramos, puede aparecer alguien allá afuera recordándote que el mundo es duro, difícil y está lleno de sufrimiento.

¿Quién es el mundo sino nosotros mismos? Ese alguien afuera no es más que tú mismo, es aquella parte de ti que quiere estar en control, que está acostumbrado a sufrir, preocuparse y no encontrar salidas. Son tus hábitos. Tu mundo es el reflejo de tu interior.

Aquella persona que viene a decirte que todo está mal cuando tus estas buscando sentirte en paz, no está afuera de ti,  es la manifestación de tus creencias, aunque la veas, la oigas y la sientas. No la reconocerías si no la llevaras dentro, al igual que  el  ciego no conoce cuando le hablan de la hermosura de las montañas, de los bosques,  pero si ese ciego en algún  momento perdió la vista, entonces puede saborear las delicias de sus recuerdos.

Si alguien te habla de lo mal que esta el país, de lo difícil que esta la situación o que la vida es triste y dolorosa, son tus miedos que te hablan a ti, son tus temores. No te asustes, no es nada nuevo aunque parezca, son tus memorias disfrazadas de noticias, de aparentes acontecimientos actuales que vienen a atemorizarte. Pero nada de eso es nuevo, son distintas maneras de quitarte la paz, son tus programas.

Si no estuvieran en ti, de ninguna manera  podrían alterar tu tranquilidad, aquello que no conoces no te hace efecto, no te altera. Entonces comprendemos que esas personas que vienen a molestar, esas noticias que vemos en la televisión, todos los que confabulan contra tu paz están dentro de ti intentando tomar el control, porque estamos habituados a angustiarnos, o preocuparnos, y entregamos nuestro poder a todas esas voces, y les otorgamos nuestra paz, que es nuestro estado natural.

Existe alguien  que decide si  escuchar o ignorar, y ese alguien es tu ser real.  Tu eres el que decide, las voces vienen de  nuestros programas, de nuestras  memorias. Y las memorias si las descuidamos toman el control y sabotean  tus intentos de sentirte bien-

Cuando oyes aquella voz que puede ser interna o disfrazada de alguien conocido que viene a preocuparte otra vez, no le hagas caso,   viene a alterar tu tranquilidad, respira profundo y date cuenta que es parte de ti,  fíjate si te identificas o  la puedes observar.

Cuando aprendas a observar todos tus pensamientos, tus interacciones sin identificarte, podrás  darte cuenta que eres tú el creador de todo lo que temes y en ese momento le puedes decir  Gracias, Gracias, Gracias y es cuando podrás liberarlo. Los miedos están allí cuando nos olvidamos quienes somos realmente, somos eternos, somos amor, somos paz, pero raras veces nos acordamos y usualmente nos confundimos.

La paz es tuya, al igual que el amor, son parte de tu esencia, tú puedes decidir vivir con ella. Tú eres quien  elige en todo memento. Solo tú.

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

Nube de etiquetas