Conviértete en el creador de tus propios milagros . . .

Entradas etiquetadas como ‘limpiar’

Cortando lazos

Todos hemos tenido relaciones difíciles con seres cercanos con quienes de alguna manera nos hemos sentido absorbidos hasta el punto de sentirnos sin energías. También hemos tenido relaciones que nos han desgastado pero no las terminamos de soltar porque aún creemos que el otro puede cambiar. Probablemente hemos tenido relaciones que se han alejado y aún su recuerdo nos causa dolor.

En estas circunstancias es ideal cortar los lazos o Aka Cord que aún nos atan y crean nuestros apegos. Estas cuerdas según la tradición Hawaiana se forman en el plano etéreo con todas las cosas, pensamientos, seres con los que nos conectamos. A través de estos cordones fluye la energía vital uniéndonos de manera invisible a todo lo que nos relacionamos y estos se pueden volver firmes y difíciles de deshacer cuando queremos desapegarnos.

Cuando los cordones Aka están formados por amor puro, son beneficiosos para ambos pero también se crean cordones de dependencia, de negatividad, de interés etc. que toman nuestra energía sin darnos nada a cambio.

Existen distintos rituales para cortar estos lazos. La práctica del Ho’oponopono permite deshacer cualquier conexión que no tenga que ver con el amor.

Es conveniente de vez en cuando cortar todos los lazos que nos crean apegos a situaciones, lugares, personas y pensamientos, y de esta manera solo permanecerán aquellos en los cuales existe el amor incondicional. La limpieza la podemos hacer con nuestros familiares, amigos, relativos y ancestros para liberarnos de cualquier Karma que nos ate a ellos

La oración creada por Morrnah Simeona es potente para limpiar nuestras relaciones con el mundo y con nuestras memorias. (Ella es la creadora del Ho’oponopono auto-identidad y quién enseñó está hermosa manera de vivir al Dr. Hew Len).

Aquí les dejo una versión básica similar a la original para que la practiquen:

“Divino creador, padre, madre, hijo todos en uno

Si yo (dices tu nombre de nacimiento), mi familia, relativos y ancestros

Desde el comienzo de la creación hasta el presente

Te hemos ofendido a través de pensamientos, palabras acciones u omisiones a ti (dices el nombre de nacimiento) a tu familia, parientes, relativos y ancestros

Nosotros humildemente, pedimos tu perdón…

Deja por favor que esto se limpie, purifique, libere, todas y cada una de estas energías no deseadas,

Corta todas las memorias, bloqueos, y vibraciones negativas

Y transmuta estas energías indeseables en pura luz…

Y así se ha hecho”

Otra sugerencia de cómo cortar los lazos es a través de la visualización. Podemos cerrar los ojos e imaginarnos  a las personas con las que queremos soltar los apegos bendiciéndolas y enviándoles un rayo extra de luz lleno de amor incondicional y procedemos a envolverlos con una esfera dorada de protección y amor; y luego mentalmente cortamos los cordones que nos unen a ellos. Al finalizar, sentimos amor profundo y abandonamos la visión.

Antes de cortar los lazos, agradecemos su presencia en nuestra vida y los dejamos ir porque ya no sirven a nuestro propósito.

Para algunas personas, resulta útil llevar este ritual con la presencia de angeles incluido el Arcángel Miguel. En todo caso, nuestro subconsciente sabe exactamente qué hacer.

Generalmente no es necesario dirigir el ritual a alguien en particular, lo hacemos para soltar cualquier apego y al hacerlo confiamos que la Divinidad nos libera de todas las cosas, situaciones, lugares, pensamientos y personas que no son para nuestro supremo bien.

El amor incondicional siempre prevalece.

Cada vez que practicamos el Ho’oponopono, ya sea con la Oración de Morrnah o simplemente repitiendo internamente las palabras Gracias y Te amo, estamos cortando los Aka Cords sin necesidad de saber qué es lo que se está limpiando.

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

Suscripcion a Gotitas de Jocelyne Ramniceanu

¡¡¡¡Acompáñame en Gotitas, mi nuevo boletín!!!!

Anuncios

Limpiando los celos y la envidia.

Hay personas que me hacen consultas y quisiera tener una respuesta desde mi corazón que ayude a todos quienes me preguntan. Pero cuando esto sucede comienzo a revisar en mi,  siento que esas preguntas me las hago yo y espero por las respuestas; a veces llegan y a veces solo encuentro silencio.

Me preguntaron sobre los celos y la envidia, no encontré nada y he decidido escribir y soltar.

Los celos vienen de la idea que alguien nos pueda quitar algo que nos pertenece, algo que es nuestro; la envidia es lo opuesto, creemos que el otro tiene algo que deberíamos de tener.

Los celos y la envidia son hermanos de la misma madre, una madre que se llama “NO SE QUIEN SOY”.

Cuando no sé quién soy, necesito cosas, personas, ideas, creencias para poder darle un sentido a mi vida y acumulo posesiones para auto valorarme. Me satisface usar la palabra MIO y TUYO, y me olvido que vine al mundo sin nada y que igual me iré. También cuando siento celos o envidia, no me estoy ubicando del lado del amor, sino desde el lado del miedo.

Lo que tenemos en esta vida no es nuestro, es prestado, y si lo dejamos libre, más tiempo permanecerá a nuestro lado; cuando lo tratamos de retener, se nos irá como cuando tratamos de sostener la arena con el puño de la mano.

Todo lo que llega a nuestra vida, ya sean personas o cosas, son una oportunidad para reconocernos a través de ellas. Cuando se van, es para dejarle espacio a nuevas cosas,  personas y nuevas experiencias. Nuestro apego a ellas se basa siempre en el temor. La confianza es amor, confiemos en el movimiento natural de que todo llega y se va, como las olas del mar, para volver a regresar.

Confiar es saber que todo es para bien sin importar lo que esté sucediendo en este mismo instante. Cuando decidimos confiar,  estamos dejando atrás lo viejo y conocido para dejar entrar lo nuevo y perfecto para nosotros.

Los celos y la envidia, se sanan con el amor porque es lo único eterno y real; todo lo demás se va. Si  decimos para nuestros adentros, GRACIAS y TE AMO cada vez que afloran estos sentimientos desagradables, los estamos soltando  en vez de rebelarnos y oponernos a ellos, los dejamos ir en vez de sufrirlos y reaccionar porque si no lo hacemos, si no amamos estos sentimientos, se perpetuarán en el tiempo; si los aceptamos y les damos la bienvenida , los estamos liberando y más rápido se irán.

Decir para nuestros adentros GRACIAS y TE AMO,  nos vuelve a colocar del lado del amor, sin importar lo que esté sucediendo.

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

Suscripcion a Gotitas de Jocelyne Ramniceanu

“Suscríbete al boletín de Jocelyne Ramniceanu”

Conocer tu pasión

Descubrir lo que más me gusta hacer ha sido una gran experiencia y una bendición, ahora me entusiasmo y me lleno de energía cuando voy a trabajar. Me despierto temprano en las mañanas con gran ilusión, pero esto no era así antes, hasta hace algunos años, pasé largo tiempo desempeñando actividades que no me satisfacían, me sentía estresada, insatisfecha e iba con desgano al trabajo. Los días pasaban lentamente, me resistía a levantarme temprano, y añoraba los fines de semana. Fui  eficiente, sin embargo me sentía infeliz desempeñando  aquello que hacía más por obligación que por gusto creyendo que no tenía alternativa y con pocas esperanzas de cambio.

He estado limpiando durante mucho tiempo, usando el Ho’oponopono por una gran cantidad de motivos, y sorpresivamente sin buscar encontré mi pasión. Aun continuo diciéndole Gracias y Te Amo a mis memorias, y los regalos  aparecen sin cesar.

Generalmente nos estancamos en trabajos que no nos agradan porque creemos que no vamos a conseguir algo mejor, una buena remuneración, o simplemente tenemos resistencia al cambio y preferimos quedarnos en una comodidad desagradable que  permanecer abiertos a la incertidumbre y no nos atrevemos a dar el paso, tenemos miedo. Hay también quienes  desconocen su verdadera vocación, ignoran lo que los apasiona porque están más en contacto con sus creencias que con su parte  inspiradora y pasan por la vida sin haberse aventurado a descubrirlo.

¿Es eso lo que tú quieres? Es tan solo una decisión, limpiar memorias  y confiar.

Cuando estamos limpiando realmente se abren nuevas puertas, tal vez no se borre aquello que queremos que desaparezca de nuestra vida, por lo menos no inmediatamente e incluso puede  demorar pero aún así van surgiendo nuevos milagros, y estos milagros nos traen mas alegrías que a su vez van transformando nuestra visión del mundo y aquellos problemas grandes  que no terminaban de solucionarse, comienzan a desvanecerse.

Si nos aventuramos a confiar, dejando de lado los temores, soltamos nuestros apegos a lo conocido y permitimos que nuestro corazón sea el guía   prestándole una especial atención a nuestros sentimientos (ellos nos indican el camino),  es cuando podremos encontrar nuestra verdadera pasión, aquello para lo cual somos talentosos, y aparecerá el trabajo ideal. Pero solo cuando salimos de nuestro confort y confiamos es cuando esto puede suceder, entonces podemos constatar que al cerrarse  una puerta se abren muchas más.

Todos tenemos dones especiales y venimos al mundo para descubrirlos. Si no tomamos las decisiones conscientemente, y nos dejamos llevar por nuestros temores, quedaremos estancados y así vamos a manifestar problemas  económicos, de salud, depresiones e incluso afectará a nuestras relaciones.   El miedo hay que afrontarlo, el cambio es necesario, puedes negarlo o aceptarlo pero antes o después, no podrás evitarlo.

Cuando hago lo que amo, atraigo a mi vida los negocios correctos, los clientes perfectos, me llega más dinero, me convierto en un imán para atraer abundancia, y me siento feliz. La energía  siempre fluye cuando hacemos las cosas con amor, y eso lo logramos solo cuando nos conectamos con nuestra parte divina, nuestro mundo adquiere otra dimensión porque hemos encontrado nuestro propósito. Nos volvemos efectivos y productivos y obtenemos mayor claridad.

Si prestas atención y limpias todo aquello que no eres tú, encontrarás sin duda tu pasión o  tal vez se cruzará en tu camino. Tú eres un creador, si confías y lo permites, así será, y así es.

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

Suscripcion a Gotitas de Jocelyne Ramniceanu

¡¡¡¡Acompáñame en Gotitas, mi nuevo boletín!!!!

Hacerse 100% Responsable

Creo que la parte más difícil de asumir es cuando afirmamos que somos totalmente responsables por todo lo que ocurre en nuestra vida, absolutamente todo, porque el mundo es solo nuestros datos repitiéndose continuamente en el subconsciente y manifestándose.

Soy responsable del mundo que percibo.No existe nada afuera, solo existe mi percepción del mundo que veo.

Mis ojos y mis sentidos físicos solo perciben aquello que ya está en mi mente, ellos son solo un proyector de mi subconsciente y todo lo que veo, oigo, siento, huelo, saboreo, quedó alguna vez grabado como una memoria en mi subconsciente y si lo reconozco es porque ya es parte de mi.

Mi subconsciente proyecta en el afuera todo aquello que experimento en mi interior, es muy similar al mundo de los sueños. No tengo ni idea de lo que está ocurriendo en mi mundo, todo es una proyección de mi mente. Por lo tanto soy 100% responsable de todo cuanto sucede en mi entorno, y si yo lo he creado, también lo puedo cambiar.

Todo lo que mis sentidos captan son interpretaciones que mi mente ha hecho anteriormente de modo que todo tiene un significado que yo ya le he dado. Nada ocurre sin que yo lo perciba bajo un matiz, nada resulta ser neutro para mí.

Entonces todo lo que sucede en mi vida, todo lo que leo, veo, escucho, miro, oigo, a velocidades imperceptibles le doy un significado y por lo tanto ya existe como concepto y como un juicio

Por lo tanto soy 100% responsable por todo lo que sucede en mi vida, por todo lo que pienso, por todo lo que siento y por todo lo que experimento y por lo tanto lo manifiesto. Raras veces llega nueva información y por lo general la clasifico de acuerdo a mi antigua forma de pensar.

Estamos tan acostumbrados a no hacernos responsables por nuestras experiencias que incluso nuestra falta de paz se la atribuimos a los eventos externos, a lo que aparentemente otros nos hacen y así lo creemos.

Por ejemplo supongamos que a Juanita le molesta increíblemente que le toquen los libros de su biblioteca, se pone furiosa y se siente atacada cuando alguien lo hace a tal punto como si le hubiesen clavado una estaca en el vientre, se siente tan herida y abochornada que estalla en furia originando una pelea con el presunto agresor. Resulta que Juanita en algún momento de su historia decidió que era mejor que nadie le ordenara sus libros porque le resultaba luego difícil encontrar lo que buscaba. Esa decisión quedo en su subconsciente y se acostumbro a ser la única que los maniobraba. Hoy en día, ni siquiera está consciente de porqué se desata en ella esta furia tan demente, no puede dar una explicación. Pero sigue reaccionando por una situación de su pasado.

El asunto es que ahora Juanita no es solo una persona, es un cuerpo, es su ropa y es su biblioteca, ya Juanita es enorme, también es su casa, su ciudad, su país y todas sus creencias. Y lo suyo es intocable porque la herimos a ella o eso cree pero son sus pensamientos quienes la hieren, no sucede nada afuera, es ella quien entregó su paz. Juanita anda por el mundo a la defensiva, y no puede ver con amor el gesto de su madre que le ha quitado el polvo a los libros en la biblioteca.

Así andamos por la vida, inconscientes de las decisiones tomadas y de las reacciones que tenemos, vemos en cada esquina a un agresor. Juzgamos de acuerdo a nuestras creencias pero también atraemos una realidad de acuerdo a ellas, y no nos hacemos responsables que hemos creado esto.

Nosotros hemos tomado trillones de decisiones desde nuestra creación hasta el presente y no estamos siquiera conscientes de ellas. Las hemos posesionado de tal manera que son parte de nuestra conducta y de nuestros códigos y luego reaccionamos.

Qué bueno sería poder limpiar o eliminar estas elecciones que desconocemos su origen y su propósito pero que están insertadas en nuestra forma de proceder y de percibir.

Qué bueno sería ver el mundo neutro o tal vez con los ojos del amor y dejar de darle el significado que en algún momento le dimos…. Todo lo que vemos fuera de nosotros, todo nuestro mundo es tan solo una proyección de la manera cómo hemos registrado la información, no tenemos ni idea lo que es real, y lo que está sucediendo, por lo tanto somos 100 % responsables del mundo que experimentamos.

La realidad que veo, no es real, es una ilusión teñida por mis miedos, por juicios y el significado que alguna vez le di, solo veo la información que está en mi subconsciente, y me resulta imposible ver las cosas tal como son.

Podemos ver nuevamente con nuevos ojos y comenzar a cuestionar nuestros temores, podemos limpiar para volver a ver con los ojos de Dios, podemos ser inocentes como niños otra vez….Se trata de soltar y darnos permiso.

Nosotros podemos crear nuestro mundo como queramos. Podemos aprender a dejar de creer en nuestros pensamientos y estos serán indiferentes para nosotros. Ese es nuestro gran poder. Podemos limpiar y volver a tener paz… Todo comienza con una nueva elección.

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

¡Suscríbete a Gotitas de Jocelyne Ramniceanu!

Suscripcion a Gotitas de Jocelyne Ramniceanu

Una noche Dios me habló.

Una noche de esas que me encuentro en mi cama antes de dormir, usualmente me quedo quieta para oír a Dios hablar. El me susurro muy despacio y me dijo “Yo te regalo todo lo que quieras…….si no lo tienes ya, es porque tú no lo permites.”

Luego de esto, me puse a reflexionar, ¿que estoy haciendo yo que no lo permito? ¿Acaso no lo pido? ¿No pido tener buenas relaciones con mi familia, mis amigos y seres que me acompañan? ¿No pido tener abundancia material y amor? Entonces él me volvió a susurrar esta vez un poco más fuerte…

“No tienes que pedir lo que ya tienes, porque no te falta nada……Tienes que dejar de creer que no lo tienes. Yo te he dado todo, pero tú no lo ves porque miras con tus ojos físicos y no ves con el corazón, tus ojos físicos solo te muestran lo que tú piensas, cuando aprendas a ver con el corazón, veras a través de las apariencias”.

Me quede algo inquieta tratando de comprender, y al final entendí que tengo que limpiar todas las creencias que me limitan, me di cuenta que hasta que no deje atrás toda mi programación, mis actitudes, mis pensamientos de desamor, seguiré sin mirar el mundo desde mi corazón.

Cuando deje de desear para simplemente aceptar, cuando deje de juzgar y aferrarme a un sistema de pensamiento donde lo que veo es mucha carencia, podre tenerlo todo, porque ya no me enfocaré en lo que me hace falta, o lo que no tengo, dejare que venga de mí todo lo bueno que ya me fue dado. Permitiré dejando atrás mis creencias para ver de nuevo con el corazón.

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

Viviendo en inspiración

En un taller que dicté recientemente, pude notar cuan difícil se nos hace  identificar de donde viene la información que llega a nuestra mente, si llega desde la inspiración o de nuestras memorias en el subconsciente.

Por lo general el 99 % de nuestros pensamientos y todo lo que hablamos viene de los datos que almacenamos, también cuando escuchamos hacemos lo mismo, inmediatamente lo comparamos, lo analizamos y lo archivamos. Casi todo lo que hacemos es asimilar y almacenar información vieja que la reordenamos una y otra vez ajustándola a nuestras creencias para volverla a usar. La reciclamos  constantemente sin darnos cuenta que allí no hay nada nuevo porque vivimos sumergidos en el pasado o en el futuro, y muy poco en el presente. Lo que hacemos es observar lo mismo puesto de otra manera.

En nuestro subconsciente están todos los recuerdos de todo lo vivido desde que fuimos creados hasta la fecha, los olores, los sabores, las imágenes, los sonidos y las sensaciones. Allí se encuentran  nuestras expectativas, nuestros miedos,  y las creencias. También el subconsciente es quien se hace cargo del funcionamiento de nuestro cuerpo, del sueño, de las emociones y es el responsable de manifestar  lo que experimentamos en nuestra realidad. Nuestra parte consciente, la que se da cuenta, su única función es  elegir, es ella quien decide, es para eso que fue creada y para nada más. Ella selecciona que dato de nuestros discos va a tocar en ese momento, toma la información de nuestra biblioteca interior y actúa en base a ella. También puede elegir contactar nuestra parte divina si presta atención, si logra aquietar el parloteo mental.

La información que entra a nuestra consciencia o intelecto, generalmente  proviene de nuestras memorias, y muy raras veces viene de inspiración. Cuando llega por inspiración, lo podemos reconocer porque a veces  se nos presenta en forma de idea, de algo nuevo y  es cuando decimos Eureka!!!! o WAW!!! Y nos alegramos porque son las respuestas a las preguntas que no lográbamos  encontrar o es la solución a aquellos problemas, que no podíamos solucionar.

Esta información nos viene  de nuestra conexión con Dios, no está almacenada en nuestros recuerdos, no proviene de nuestro pasado  ni de nuestras experiencias. Llega cuando nos ponemos a un lado y dejamos de interferir. La inspiración aparece cuando dejamos a Dios actuar, aceptamos que no sabemos y soltamos. Viene cuando dejamos de pensar y estamos tranquilos. La inspiración aparece cuando limpiamos nuestras memorias diciéndoles, Gracias, Gracias, Gracias.

Todas las respuestas están en nuestro interior, pero nosotros hacemos mucho ruido y no las escuchamos, la información correcta siempre está allí, hablándonos y solo tenemos que hacer silencio. Confía, tranquilízate y borra, entonces allí es cuando aparecerán las respuestas a todas tus inquietudes.

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

La magia de la Fé

El universo, o la divinidad te otorgan todo lo que deseas cuando te dejas fluir y no dudas, pero ¿cuando no dudas? ¿Cuando confías realmente que tus deseos se volverán realidad?

Por lo general crees que para obtener aquello que deseas debes de intentarlo con fuerza, con esfuerzo, con sacrificio, y así es a menos que por tu mente crucen aun  mas impedimentos, como que no puedes o no te lo mereces, incluso simplemente piensas que son sueños imposibles. Tú impides el fluir de la corriente. La divinidad te concede todo aquello en lo que te enfocas.

Pero hay una forma de que tus deseos se vuelvan realidad

Cuando tú deseas algo, y te dejas llevar por la fé, siempre obtendrás aquello que anhelas.

¿Cuantas veces no te han dicho que para lograr algo tienes que esforzarte? Incluso hasta tienes que sufrir… Esta forma de pensar la puedes cambiar.

¿No te han dicho que hay que trabajar duro? Si así lo crees entonces  así será, siempre el universo te da lo que pides y  te da la razón.

Tus creencias son ordenes, todos tus pensamientos tienen la fuerza de convertirse en realidad,  mas si realmente tienes fé, y lo sientes en tu corazón, no prestas atención al que dirán, ni a tu dialogo interno, en ese momento puedes tener, ser y hacer todo lo que deseas.

La fé es la plena confianza, donde no hay cuestionamientos, no hay limitaciones, es una potente energía dirigida hacia un objetivo. Cuando estás en ese estado, todo lo puedes manifestar.

La incertidumbre, viene de tus programas, son el “software” que llevas dentro y te impiden manifestar tus deseos. Y esto lo puedes borrar, presta atención a todas esas voces internas que te restan poder, y dile gracias, gracias, te amo, voces internas, ya no me sirven, gracias por presentarse en mi vida y brindarme la oportunidad de verlas y poderlas soltar.

La fé se cultiva, cuando comienzas a descubrir tus creencias limitantes, te das cuenta de quienes son, no eres tú, son solo bloques de pensamientos estructurados que nunca  has cuestionado su veracidad.

La divinidad o el universo siempre van a actuar en tu favor, una vez que los descubres, con solo decir las palabras mágicas, vas lentamente limpiando uno a uno el entramado que forma tus creencias de toda una vida acumulados y aquellas creencias compartidas y muy antiguas que vienen de tus ancestros o antepasados.

Cuando tienes fé eres como la bala que apunta directo a un objetivo. No puede fallar. Comienza a limpiar todas tus dudas y a poner fé en aquello que deseas y veras como tu vida puede cambiar.

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

Nube de etiquetas