Conviértete en el creador de tus propios milagros . . .

Entradas etiquetadas como ‘milagros’

Los pequeños grandes milagros.

Estoy convencida que todo el tiempo suceden milagros, tal vez nada espectacular para que nos sorprendan y los dejamos pasar sin fijamos en ellos y sin darles mucha importancia.

Cuando estamos concentrados en resolver lo que mal llamamos problemas, porque si bien parecen muy reales y los vivimos como tal, dejamos pasar muchas oportunidades que nos quieren mostrar que la vida es bella. Los problemas son creaciones nuestras, en realidad todo lo que sucede en esta dimensión es creación de nuestra mente.

Entonces vivimos absortos en nuestros pensamientos, nuestras inquietudes, como resolver esto o aquello, planificando y no le damos importancia a las pequeñas maravillas que no paran de suceder.  Si estamos despiertos, atentos y nos centramos en el presente observando, podemos dejarnos sorprender por la gran variedad de manifestaciones que ocurren en la vida y  salimos de la órbita de los pensamientos negativos  para abrirnos a una realidad llena de milagros.

Dejamos de crear y recrear pensamientos densos para simplemente aceptar alegremente las sorpresas de la vida y así atraer mayor cantidad de ellas con optimismo.

Todo el tiempo nos podemos dejar sorprender, a mi en particular me ocurren constantemente estos “pequeños milagros” que al final del día hacen la gran diferencia  y uno en particular que les quiero compartir es que hace pocos días una linda persona de las muchas que me piden amistad a través del Facebook, tenia colocado en su muro un video con el nombre dePalabras Mágicas, por supuesto, este título me llamó la atención, y comencé a mirarlo. La gran sorpresa para mí fue que eran mis escritos bellamente ejecutados en un video en Youtube.

Me comunique con el creador de estas hermosas imágenes , y lo conocí, se llama Juan, vive en España y usa el pseudónimo de Worldwan y él muy amablemente, luego, montó otro de mis escritos también en otro video llamado Una noche Dios me habló “.Esto me alegró mucho y te lo comento porque invariablemente cuando estamos enfocados en el presente, en dar y recibir amor, y conscientemente decidimos  alinearnos con nuestro corazón en vez de alimentar temores y disgustos, vivimos relajados y en paz entonces ocurren estas pequeñas pero grandes cosas que nos alegran la vida. Nuestra óptica del mundo se transforma y creamos constantemente milagros que hacen de la vida una bella aventura.

Quiero compartir estos videos contigo y te sugiero que visites su canal ya que tiene muchos hermosos y realizados con pasión.

http://www.youtube.com/user/worldwuan

También te invito a que no pierdas de vista los pequeños milagros que todo el tiempo te ocurren y  si les prestas atención estos irán en aumento.

Cuando estamos abiertos a dar tenemos que abrirnos también a recibir para que la energía fluya a través de nosotros, de lo contrario la bloqueamos. Un hacedor de milagros baila al son de la energía, va y viene con ella en perfecta armonía, no se queda atascado en lo que no sirve.

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

Suscripcion a Gotitas de Jocelyne Ramniceanu

¡¡¡¡Acompáñame en Gotitas, mi nuevo boletín!!!!

Había una vez……

Un día desperté y me encontré dentro de una historia que ya  hace mucho  tiempo había comenzado, entonces como un juego de niños comencé rápidamente a aprender las reglas para jugarlo.

Básicamente tenía que aprenderlo todo y ponerme al día, además no podía recordar nada anterior a él, por lo tanto me sentía muy pequeñita, frágil, y algo perdida.

Estaba  muy interesada en aprender a jugarlo lo más rápido posible y me esforcé en hacerlo lo mejor que creía. Pero este juego me desconcertaba y me sentía muy frustrada, las reglas no se aplicaban correctamente y la recompensa tardaba en llegar. Creía que era cuestión de tamaño y que cuando creciera lo entendería.

A este juego algunos lo llaman vida, para mí era tan solo un juego más, pero no lograba recordar el  porque  lo tenía que jugar. Tampoco me podía rendir ni sabía cómo  me podía retirar. Le buscaba el sentido pero no lo encontraba.

Así fue como poco a poco me adapté a él. Presentía que había atajos para ganar la partida, y supe que aunque no pusiera de mi parte, nunca perdería, pero el juego me llevaba a un callejón sin salida.

También supe que había una vía rápida, llena de premios, y que el tiempo que tardara en encontrarlo era importante. El camino estaba lleno de pistas, pero también había  muchas trampas que me desviaban, y si yo le ponía toda mi atención, tal vez podría evitar confundirme. El secreto era escuchar a mi voz interior, pero casi siempre los obstáculos me distraían.

Con el tiempo aprendí que todo lo que veía, todo lo que oía y todo lo que sentía, hablaban solamente de mí, me decían exactamente todo lo que yo creía, y que siendo un reflejo, por allí no iba a encontrar la salida. Si buscaba quien me diera una pista, encontraba lo mismo que yo ya sabía. Cuando preguntaba quién era y para qué jugaba este juego, encontraba en todas partes la misma ignorancia, entonces comprendí que las respuestas no las iba a encontrar buscando allá afuera porque todas ellas no eran más que el eco de mi propia voz.

Me seguía obsesionando encontrar la razón de para qué  jugaba este juego y cómo  hacer para ganar la partida.

Entonces comencé a buscar las claves dentro de mí .Encontré un lugar oscuro y lleno de escombros, allí había mucha basura, era un laberinto sin salida. Para mi sorpresa  descubrí que  me estorbaba todo lo que yo creía, todo lo que aprendí y todo lo que siempre pensé se había convertido en una  gran muralla de concreto que me bloqueaba el paso. Trate de tomar información de allí pero descubrí que nada servía, estaba  por todos lados repleto de conocimientos pero no de sabiduría. Me sentí muy frustrada porque ya no sabía adónde ir, lo había probado todo sin  obtener respuestas, y mientras mas insistía, mayores parecían ser los obstáculos.

Al final me rendí, me dije que tal vez buscaba en el lugar equivocado o tal vez algún detalle se me había escapado. Terminé sentada a un lado de la acera con las piernas encogidas y decidí dejar de insistir. Me relaje y me quede observando tranquilamente los dedos de mi pie cuando una voz me  susurro al oído y dijo : “CUANDO SUELTAS ES CUANDO SUCEDEN LOS MILAGROS”.

Entonces todo se me aclaró, encontré que las respuestas a mis preguntas estaban en el lugar donde no existen los recuerdos y que el juego era una creación mía, al igual que las reglas también las había puesto yo, y que mi poder era tan grande que las podía volver a cambiar.

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

Nube de etiquetas