Conviértete en el creador de tus propios milagros . . .

Entradas etiquetadas como ‘vibracion’

Secretos para manifestar lo mejor

44dcaf896a1681f48630817b0a3f212fPareciera que las cosas buenas cuando nos ocurren vinieran de a poco y no una tras otra sino una a la vez. Hoy te voy a contar un secreto. Hay un secreto de cómo maximizar la sincronicidad de las manifestaciones positivas en tu vida, pero primero me quiero asegurar de que sabes y comprendes que nosotros somos los creadores de nuestra realidad.

Si no lo sabías, te afirmo que así funciona el universo. Tenemos los mismos dones de Dios porque fuimos creados a imagen y semejanza de él. Somos seres creadores. Nosotros creamos o atraemos, (no sé cuál palabra te resulta más familiar) las circunstancias que experimentamos. (si quieres saber más al respecto, lee el artículo de realidades paralelas).

Entonces si nosotros somos los creadores de nuestra realidad por medio de nuestras vibraciones que emiten nuestros pensamientos y sentimientos, ¿por qué nuestra realidad no es más alegre? ¿Por qué no creamos más cosas maravillosas para nuestras vidas? La razón es que todo lo que pensamos y sentimos se origina en nuestras creencias subconscientes, y nosotros no tenemos idea de toda la enorme cantidad de creencias y definiciones que tenemos acumuladas. No estamos conscientes de nuestros programas y tampoco tenemos control sobre lo que pensamos y sentimos.

Cuando ocurre algo en nuestra realidad, sea lo que sea, es porqué nuestra vibración se iguala a la vibración de lo que manifestamos. Todo existe simultáneamente, no es que creamos o atraemos algo. No, todo existe ya porque solo existe el ahora, el tiempo lineal es solo una ilusión de nuestra mente terrenal. Todo ya fue creado. Lo que no se encuentra en nuestra realidad no es que no exista, lo que ocurre es que nos resulta invisible para nosotros aquello con lo que no vibramos. Cuando manifestamos algo, cuando algo ocurre es porque nuestra vibración iguala a la vibración de lo manifestado, entonces algo que ya existía, que ya estaba allí, se torna visible para nosotros. Todas las cosas, todo lo que podemos crear o manifestar está allí, ya existe pero hasta que nuestra vibración no es igual, será invisible para nosotros.

¿Por qué cuando nos ocurre algo bueno, no se repite?

Ahora bien, si ocurre algo que nos agrada, la razón para que no vuelva a ocurrir inmediatamente más de lo mismo ,una vez tras otra, es porque en seguida que nos ocurre algo bueno, queremos más, y al querer más, dejamos de vivir en el presente, comenzamos a desear algo y eso nos lleva al pasado o al futuro. Nuestra vibración cambia, y nos ubicamos en la carencia, en la falta de algo. En seguida que ocurren cosas buenas para nosotros, nos preguntamos ¿qué más hay? ¿Qué sigue, que quiero más?¿ qué viene ahora? Y perdemos esa conexión. Ya nuestro estado cambia. No tienes que ir al futuro a ver que más vas a lograr porque pierdes ese estado vibratorio que te permitió manifestar lo que es de tu preferencia.

La mejor manera de seguir conectados a una misma vibración es reconocer lo bueno que nos ocurre, agradecerlo, apreciarlo y por último mantenernos en un estado de permitir. Un estado de apertura. De este modo no hay cambios en nosotros y estamos abiertos a recibir más sin tener que desearlo; sin crearnos la necesidad.

Asi que cuando ocurre algo que te alegra y que es de tu preferencia, párate allí, no pidas más, permítete reconocerlo, apreciarlo y agradécelo.

Por eso es sabio utilizar el hoóponopono cuando algo bueno llega a tu vida. Te permite estar en el presente y no buscando algo más. Tu mmente deja de pensar y está abierta a recibir.

No salgas del momento presente, ese es el secreto. Ese es el secreto de cómo manifestar puras cosas positivas para tu vida. Apreciar, agradecer, reconocer y permitir te mantienen en el ahora sin cambiar tu vibración.

Practícalo y manifiesta todo lo mejor para ti.

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

Suscripcion a Gotitas de Jocelyne Ramniceanu  ¡¡¡¡Acompáñame en Gotitas, mi nuevo boletín!!!!

1000-icon-facebook

“Todos los días inspírate dándole Like al Facebook”

Anuncios

Cambia tus creencias y transforma tu vida

jocelyneramniceanu.com

Aprendiste muchas cosas a lo largo de tu vida, algunas útiles pero otras, te vendría muy bien cambiar. Te enseñaron que la vida es dura, que todo lo que quieres lograr es difícil, que para conseguir todo lo que quieres es necesario hacer grandes esfuerzos, es necesario hacer sacrificios.

Te enseñaron eso porque así lo creían tus padres, y así como ellos lo creían, también así lo creían tus abuelos. Eso fue lo que les enseñaron durante generaciones y más generaciones.

Resulta que ellos no sabían, ellos desconocían que eran los creadores de su realidad, entonces la vida para ellos siempre fue difícil. Lograban lo que querían con grandes esfuerzos y sacrificios y te enseñaron que tienes que esforzarte para lograr algo, o para ser alguien en la vida. Lo hicieron con su mejor intención.

Ahora tú sabes algo que ellos no lo supieron en su tiempo, ni siquiera se lo hubiesen imaginado… Ahora sabes que tú eres quién crea tu realidad personal por medio de tus creencias. Ahora sabes que lo que piensas y sientes es energía creadora y esa energía determinará tu vibración; y tu vibración atraerá las circunstancias similares en vibración a tu vida.

Ahora estás despertando y sabes que tú tienes el poder de crear. Entonces te pregunto, ¿quieres seguir creyendo que la vida es difícil? ¿quieres seguir creyendo que hay que sacrificarse para lograr algo? ¿o estás dispuesto a abandonar esas creencias?

Lo único difícil realmente es darnos cuenta lo fácil y simple que resulta todo.

Cambiar creencias es una decisión y es una tarea de mantenerte alerta constantemente porque las creencias tienen la particularidad de hacerte creer que no existe otra posibilidad y así logran mantener su permanencia. Las creencias siempre están allí demostrándote que tienen razón, porque lo que crees, es lo que creas.

El asunto es que todo lo que crees se convierte en real. Por lo tanto si crees que la vida es dura, así será tu vida, si crees que todo te llega fácil, así será tu experiencia.

Ese es tu gran poder, y por eso tus padres y abuelos no lo sabían. Sus creencias les hacían ver que tenían razón, porque su realidad era ardua y llena de penurias. Ahora tú puedes decidir cambiar esto, tú puedes decidir que realidad quieres manifestar. Tú ya no tienes que creer en lo mismo. Tú estás despertando de el sueño más largo.

Es cierto que Dios te hizo a su semejanza. Te concibió como un ser creador con poderes que hasta hace muy poco desconocías. Te convirtió en una extensión de sí mismo.

Ahora lo mejor que puedes hacer es agradecer ese inmenso poder y darte cuenta que cada vez que las cosas no salen como te gustaría que fuesen es porque albergas creencias más fuertes que te lo impiden. Tienes aún creencias de que es difícil o imposible.

El agradecimiento hace subir tu vibración y te libera de las ataduras a tus creencias. Te ayuda a soltarlas. Bendice tus recursos, siempre agradece en palabras lo que tienes y lo que te está llegando sin importar lo que sea. Agradece al universo ese inmenso poder.

La cosas y situaciones que persisten en tu realidad que no te agradan no es que estén allí por gusto, es porque no las dejas ir, sigues creyendo en ello y por lo tanto le sigues dando fuerza.

Todo es energía, tu eres energía solidificada en un cuerpo físico. Tus pensamientos también son energía. Cuando cambias tu forma de pensar, cambiando tu forma de actuar entonces cambia tu vibración. Cuando cambia tu vibración, entonces cambia tu frecuencia.

Al fluir sin oponer resistencia entonces las cosas funcionan mejor, no tan despacio, con menos dificultad. Si estás pensando que las cosas son difíciles porque tus creencias y tus ideas dicen que
las cosas tienen que ser difíciles … las cosas serán difícil, hasta el punto de que casi no se muevan en absoluto.

Nada de esto es simple filosofía o es atractivo porque suena bonito, esta es la manera cómo funciona el universo independientemente de que lo creas o no.

Cuando alguien se queja está dejando de lado las razones para agradecer y por lo tanto está bajando su vibración Agradecer constantemente te trae más razones para agradecer sin necesidad de pedir porque todo se te será dado.

Cuando aprendes a ver las cosas de nuevas maneras que eleven tu frecuencia energética, cuando veas las mismas situaciones con los ojos del amor, de la compasión o simplemente dejes de juzgar, entonces las cosas serán más fáciles, el universo se moverá más rápido y las situaciones cambiarán con mayor rapidez. Atraerás las cosas que deseas con mayor facilidad. Tu realidad cambiará rápidamente.

Para comenzar el cambio, hay palabras que debes eliminar de tu vocabulario o tomar consciencia cada vez que las digas o las pienses para poderlas cambiar: NO PUEDO, IMPOSIBLE, MUY DIFÍCIL, NO SIRVO PARA.. etc.

Cuando estés pasando por un momento difícil recuerda , todo pasa, todo cambia y sonríe, recuerda que tú lo creaste por lo tanto tú tienes el poder de cambiarlo. Tienes que mirar la situación de otra manera. Siempre tienes dos opciones para escoger, ¿prefieres luchar y hacerlo difícil o prefieres fluir agradeciendo lo que sea aunque no te guste?.

Estamos llenos de creencias, unas de ellas son “Yo no puedo” ” Es muy difícil” “No Merezco”, estas limitan nuestro poder como creadores Finalmente, convéncete de que todo es posible, todo resulta fácil, lo difícil está en nuestras mentes, son solo creencias que podemos cambiar.

Te enseñaron que las cosas son difíciles, que la vida es dura, pero nada de esto debe ser así. Deja de creer en ello y fluye …Lo difícil es tan solo un programa mental, y el agradecimiento es el antivirus que lo limpia.

Crea nuevas creencias que realmente te traigan paz, felicidad y que trabajen en tu beneficio y abandona las viejas que te la quitan.

Si quieres saber más acerca de cómo se crea tu realidad, si deseas comprender como suceden las cosas, te sugiero que leas mi otro artículo Realidades paralelas.

Gracias,
Te amo

Jocelyne Ramniceanu

Suscripcion a Gotitas de Jocelyne Ramniceanu

       ¡¡Acompáñame en Gotitas, mi nuevo boletín!!!!

Otros artículos similares:

De clarividente a creadora de realidades. Atrapada en mis creencias. El arte de la creación .consciente .Despertando del sueño más largo. Yo no soy víctima de nadie, solo soy responsable.

1000-icon-facebook

“Todos los días inspírate dándole Like al Facebook”

Realidades paralelas y cómo hacer el salto

hooponoponoenvenezuela.wordpress.comMe pregunté muchísimas veces cómo era posible que creáramos nuestra realidad, cómo podíamos materializar lo que pensábamos y, percibirlo en nuestra vida, me preguntaba cómo hacer aparecer algo de la nada. No le encontraba respuestas y un buen día apareció la información que aclaró mis dudas, esa respuesta resonó conmigo y tuvo sentido para mí.

Esta llegó por medio de un material de Bashar un ser de las estrellas, quién en su explicación hacía eco con mi comprensión sobre Un Curso de Milagros y mi entendimiento acerca del Ho’oponopono. También resonaba con algunas teorías científicas como la teoría de las cuerdas y otras más que explican la existencia de los universos paralelos. Incluso la teoría de Einstein reconoce las posibilidad de la existencia de otras «Tierras» en universos paralelos.

La idea de este artículo tomando parte del material de mi último libro es para que estés más consciente de cómo funciona la estructura de la realidad y a la vez expandir tu consciencia.

Siempre sentí una especial atracción por lo oculto, por la metafísica y por aquello que me permitiera comprender lo que la ciencia aún no lograba explicar; sabía que había algo invisible más allá de lo que aparentaba ser real. Yo tenía la certeza de que no todo lo que ven nuestros ojos es real y no todo lo que es real puede ser observado por nuestros ojos.

Es cierto que nuestra mente consciente o intelecto no entiende nada de esto, en realidad esa no es su función, por eso puede resultarnos difícil comprenderlo pero lo explicaré de modo sencillo.

La visión de nuestro intelecto está limitada por lo aprendido y no es capaz de ir más allá de lo que muestran nuestros sentidos físicos. Existe una cierta cantidad de conciencia de la que no somos conscientes, que permanece velada para nosotros por el olvido que padecemos en nuestro estado actual de existencia.

Nuestra consciencia no habita en el cuerpo, nuestro cuerpo y el mundo son los que habitan dentro de nuestra conciencia. El mundo que vemos es una ilusión, una proyección, es el sueño que nuestra consciencia está soñando. Percibimos el mundo como si pudiera existir sin nosotros, y esa sensación es la trampa, la ilusión, el mundo que vemos lo estamos soñando; y sin ti tu mundo desaparecería, dejaría de existir, pero tú no puedes dejar de existir, solo tu vida actual es la que puede terminar.

Todo lo que vemos afuera es una ilusión, es la ilusión de estar en un mundo exterior, pero afuera no hay nada, el afuera no existe como tal. Eso que llamas allá, está dentro de ti y, genera una realidad de parecer que todo sucede fuera y separado de ti. Allá está adentro, nunca hubo un allá afuera. La consciencia es el centro donde todas tus experiencias convergen. Sin conciencia nada sucede, nada puede existir para ti. tampoco existirías y eso es imposible.

Según Bashar, en el campo de todas las posibilidades existen líneas temporales que son solo potencialidades de realidades que transcurren simultáneamente. Algunas de ellas son muy parecidas a nuestra vida actual y otras son muy diferentes. Por cada elección que hagamos existen infinitas opciones que no hemos realizado en nuestra línea temporal. Salir a tomar un café, pasear en carro, no ir a trabajar, etc. Todas las posibles decisiones que podamos escoger en un día, cada versión infinita de ellas ya existe en alguna parte y tenemos la capacidad de voltear nuestra atención a una de ellas para que sea la versión de la realidad que experimentemos. Se trata de saltar de una realidad paralela a otra. Lo que tenemos que hacer es alinearnos con esa realidad que ya existe, sintonizando nuestra vibración con su frecuencia y así la podemos experimentar.

Todo existe, todo está ya aquí y ahora, todo está a nuestra disposición. Cuando utilizamos la palabra «manifestar» es solo porque en ese momento ya lo podemos percibir en nuestra realidad, de lo contrario permanece invisible para nosotros.

Existen infinitas realidades paralelas que están ocurriendo en este instante simultáneamente, nosotros según nuestra vibración nos encontramos enfocados en una determinada realidad. El cambio de frecuencia nos lleva a un programa diferente que ya se está ejecutando en la pantalla gigante del universo.

No tenemos que hacer magia para ver lo que deseamos ver, todo existe simultáneamente, todo está ya aquí. Ya es real, lo que lo hace invisible para nosotros es nuestro sistema de creencias. No se trata de hacer aparecer algo de la nada o hacer que lo invisible se vuelva visible, es alterar nuestra percepción lo cual se logra cambiando nuestro sistema de creencias. La dificultad en manifestar otras realidades es nuestra tendencia a creer que nuestra realidad actual es la única que existe y es inmutable.

Manifestar algo en nuestra realidad no es hacer que las cosas se transforman de cierta manera, o vengan de algún lugar a nuestra realidad, no, lo que ocurre es que se torna visible el tipo de realidad que es acorde con nuestra vibración, si no estamos vibrando en esa cierta frecuencia, esa realidad que ya existe se mantiene invisible para nosotros.

La manifestación es el resultado de cambiar tu frecuencia al grado donde puedes comenzar a percibir lo que ya existía pero que no lo podías percibir. Tú constantemente emanas vibración, eso es algo que no puedes evitar, lo haces constantemente, eres energía y consciencia.

Todo existe aquí y ahora, toda experiencia que podrías tener, todo objeto que podrías tener, todas las probabilidades ya existen holográficamente pero solo puedes ver lo que tenga el mismo nivel vibratorio. Todo existe en realidades paralelas a las cuales puedes acceder cambiando tu frecuencia. De modo que no es que realmente atraemos cosas de otro lugar., nosotros cambiamos nuestra línea de tiempo.

No creamos nuestra realidad materializando un mundo físico, el mundo físico ya existe en nuestra consciencia, de hecho existen infinitos mundos físicos. Lo que hacemos es saltar de una realidad a otra continuamente según nuestro estado vibratorio donde el mundo físico que experimentamos es imperceptiblemente diferente al anterior. Es como viajar en un tren que va cambiando de carril a cada instante. Esto ocurre billones de veces por segundo. Todo el tiempo estamos saltando a realidades paralelas distintas a gran velocidad, es algo natural en nosotros y no hay manera de evitarlo. Si no lo percibimos es porque ocurre tan rápido y la variación es tan imperceptible que crea la ilusión de movimiento suave y continuo. Esta es la manera como se genera la ilusión del movimiento que nuestra conciencia percibe. Son realidades casi idénticas en las que pasamos de una a otra sin interrupción y por ser tan similares, no lo notamos.

La vida funciona como una película, una película son una secuencia de 24 fotogramas por segundo. Todos los fotogramas existen simultáneamente en el ahora, no uno detrás del otro, tu proyectas tu consciencia en los fotogramas individuales que llamamos realidades paralelas y lo haces a una velocidad tan grande que lo experimentas ilusoriamente en un cierto orden, en una progresión experimentando así el tiempo, el espacio y el movimiento. Es como la cinta de una película que pasa a una gran velocidad: las imágenes son muy parecidas y se encuentran en una secuencia determinada, por eso lo que percibimos lo vemos como si estuviera moviéndose. Lo que realmente se mueve es nuestra conciencia. Y lo experimentamos como tiempo, movimiento y espacio.

realidades paralelas-

Nosotros no cambiamos el mundo en el que nos encontramos, no podemos.. Permanecemos en una realidad donde todo lo que nos acompaña tiene una vibración similar. Si deseamos cambiar nuestra realidad, si deseamos tener una vida más acorde con quienes somos realmente, lo que tenemos que hacer es aumentar nuestra frecuencia vibratoria. Al cambiar nuestra frecuencia saltaremos a otra realidad paralela donde los seres que nos acompañan también se encontrarán en una frecuencia más elevada, o veremos una mejor versión de ellos.

El mundo que tú quieres experimentar ya existe a ese nivel, lo que haces es cambiar de carril. Eso es lo que es y por eso se dice que si quieres cambiar algo en tu mundo, todo lo que tienes que hacer realmente es cambiarte a ti mismo. Te transportas a un mundo donde se refleja ese cambio, porque dicho cambio ya existe de forma natural en ese mundo.

Si te sientes en paz, saltas a un mundo donde hay más paz, si vuelves a sentirte preocupado, vuelves a saltar a un mundo donde tengas razones para preocuparte. Al cambiar nuestras creencias, nuestra vibración también cambia porque las creencias son las que generan los sentimientos, los pensamientos y nuestras actitudes, y por ende, nuestra vibración.
Cuando tu vibración se altera significativamente, puedes ver que todo a tu alrededor cambió, pero en realidad quien cambió fuiste tú

Cada persona crea su realidad exterior acorde a su mundo interior y como colectivo generamos nuestra realidad común acorde al estado de nuestra psique y conciencia grupal.

No puedes cambiar el mundo, no hay manera, puedes cambiar tu vibración para entrar en un mundo más acorde contigo. La cosas y situaciones que persisten en tu realidad que no te agradan no es que estén allí por gusto, es porque no las dejas ir y sigues igual.

Si quieres un cambio en tu vida, cambia tu frecuencia para estar acorde con el mundo que prefieres experimentar y que ya existe en ese nivel. Por lo tanto, si todo ya existe y es solo una cuestión de desplazamiento de realidad paralela, a continuación, utilizando el tiempo presente comienza a sentir que tienes lo que quieres para acercarte a ello. De hecho, ya está ahí, a tu lado, pero en otra realidad. Y al decir gracias, sintiéndote agradecido por ello, entusiasmado por tenerlo y sentir la sensación de que ya es parte de tu realidad, puedes cambiar tu vibración para saltar a la realidad en la que ya existe.

La mejor y más rápida manera de subir tu frecuencia es haciendo lo que más te gusta, (lee el poder del entusiasmo) y apreciando. (lee el poder de la apreciación)

Fragmentos tomados del libro ¿Quién eres?

Gracias, te amo

Jocelyne Ramniceanu

Suscripcion a Gotitas de Jocelyne Ramniceanu

         ¡¡¡¡Acompáñame en Gotitas, mi nuevo boletín!!!!

Juzgar u Observar, conoce la diferencia

Jocelyne Ramniceanu juzgar

Querido lector; quiero hablarte acerca de una actividad constante que realiza nuestra mente: Juzgar y qué es lo que ocurre cuando juzgamos.

Toda situación, todo evento, toda relación es neutra por naturaleza y carece de significado; pero nosotros no lo vemos así, no las percibimos neutras.  A todo le otorgamos significado según nuestras creencias y entonces eso determinará el efecto que recibiremos.

Por ejemplo si alguien te grita o te insulta no significa realmente nada, son simples palabras y ruido a menos que tú te sientas ofendido o insultado ¿cierto?. El efecto de algo que no tenía significado, tú se lo otorgas.

¿Porque ocurre esto? Porque tú emitiste un juicio, acerca de ti y de la otra persona que para ti, la percibes como si te estuviera insultando. Puedes escoger verte como “Pobrecito Yo” y además agregar “Esa persona es una basura” o  puedes decidir limpiar esas memorias, ese programa en ti que te hace sentirte ofendido y simultáneamente preguntarte ¿Cómo esto me puede servir para conocerme mejor?…  de esta manera puedes transformar el juicio.

Nuestras creencias y definiciones determinan que tipo de pensamientos, y emociones vamos a sentir con relación a cualquier evento. Muchas veces nos equivocamos porque tomamos decisiones basadas en nuestros juicios y no en la neutralidad de las cosas.

Es importante recordarte que tú creas tu realidad, y las personas que aparecen en tu vida, constantemente te muestran tus creencias reflejadas como si fueran un espejo. Ellas te muestran lo que tú contienes.

Creamos la realidad a través de nuestras creencias y definiciones, y estás se activan por medio de nuestras emociones y pensamientos más fuertes. En otras palabras, las creencias producen lo que sentimos y pensamos y luego de esto, lo vemos reflejado en nuestra vida.

La causa de nuestro sufrimiento NO es lo que nos sucede sino como lo interpretamos. Así ocurre con todo lo que nos acontece, somos nosotros quienes le asignamos significado, emitimos un juicio y luego reaccionamos.

De alguna manera inconsciente tú creas una situación negativa, y al emitir un juicio hacia el que aparentemente te está insultando, lo emites también hacia ti mismo, de lo contrario no sentirías nada. Todo absolutamente todo es neutro y carece de significado.

Los juicios se forman cuando aparece algo que NO es de tu preferencia, y además le añades un razonamiento, una justificación o un calificativo. Cuando surge una emoción es porque tu mente emitió un juicio que puede ser hacia ti o hacia otra persona, que en realidad viene a ser lo mismo, hacia una situación o cosa. Lo que consideras que es cierto es lo que experimentas.

Cada vez que juzgas, le estás dando un significado negativo a algo; y así cierras las puertas a la transformación, a la integración, y creas un muro de separación.

Recordemos que el afuera no existe, todo eres tú, todo tiene que ver contigo y todo lo que te acontece así como todo lo que ves reflejado en el mundo de afuera es tu creación y es tu proyección. Tú eres el creador de tu realidad, tu proyectas la totalidad de todo tu universo personal afuera. Por eso es bueno mirar todo como parte de ti y comprender que conscientemente o inconscientemente tú estás creando esa situación.

En tu realidad hay muchas cosas que aunque fueron creadas probablemente inconscientemente, sin intención, no son de tu preferencia pero al emitir juicios invariablemente comienzas a ver problemas.

Aquello que juzgas, no lo puedes neutralizar, no lo puedes transformar,  en creencias positivas más acordes con quién realmente eres. Estas invalidando y bloqueando la posibilidad de integración de aquello que NO prefieres, y te fragmentas.

Una de las ilusiones de las que adolecemos es la creencia de que los juicios que emitimos no tienen ningún efecto. Cuando juzgamos nuestra vibración se transforma en la vibración del juicio que estamos emitiendo. Penetramos más en la vibración de la separación y nos  alejamos de sentir paz.  Cuando juzgamos dejamos de vivir en el momento presente.

Los juicios son barreras con las que tiene que lidiar quien juzga. Una mente llena de prejuicios es una mente llena de sufrimiento. Al juzgar, vemos la realidad empañada de prejuicios.

No puedes poseer y transformar algo que al mismo tiempo estás invalidando. Juzgándolo le das más peso, no se lo restas. Para transformarlo, lo tienes que igualar, no darle más fuerza. Tienes que aceptarlo como válido aunque no sea de tu preferencia.

Cuando estamos ocupados en juzgar al mensajero, creamos separación en lugar de unión. Nos desvalorizamos, y perdemos lo que tanto anhelamos: la paz interior.

Un juicio es una mentira. Y una mentira es un nudo ciego que nos impide ver la realidad tal y como es, la vemos tal y como estamos siendo en ese momento. Un juicio es nuestro punto de vista sobre algo, no lo que ese algo realmente es.

Los problemas tienen una manera de resolverse cuando hay suspensión del juicio, entonces tú puedes transformarlos. Tú tienes ese poder.

Siempre tienes el poder de decidir ante cualquier evento como lo vas a tomar; puedes optar por juzgarlo o simplemente observarlo.

Puedes siempre decidir y mentalmente decirte “esto NO es lo que prefiero” y punto…, o buscar las razones en tu pasado y juzgar.

El presente siempre está libre de juicios. Para estar en el mundo real, hay que estar libre de juicios y  por lo tanto, libre del pasado.

Responder no es reaccionar, responder es tomar acción sin juicio y eso te trae paz, en cambio cuando reaccionas la pierdes.

Hay muchas maneras de ver una situación pero puedes simplemente determinar si es de tu preferencia o no y punto, sin agregarle un razonamiento, sin añadirle juicio  y así evitas la fragmentación, la polaridad y facilitas la integración.

Observa reconociendo que tú  eres el creador. Tú puedes cambiar tu realidad cuando transformas las creencias que forman el juicio.

Cada vez que te descubras juzgando dile Gracias, Gracias, Gracias por presentarse esta creencia negativa y poder transformarla.

La sentencia no tiene lugar en un corazón amoroso.

Proponte hoy no juzgar nada de lo que ocurra y al estar libre de juicios, te liberas de tu pasado, te liberas de tu programación. Eres libre cuando puedes fluir con todo de forma natural y simple, sin preguntas y sin juicios contigo mismo.

Cuando dejas ir de ti  aquello que no te gusta en los demás, puedes comenzar a verlo con amor, dejas de juzgar y comienzas a expandir tu consciencia.

El principio del verdadero amor es el final de los juicios

Te amo

Jocelyne Ramniceanu

Suscripcion a Gotitas de Jocelyne Ramniceanu¡¡¡¡Acompáñame en Gotitas, mi nuevo boletín!!!!

Nube de etiquetas